No al impuestazo tecnológico: carta a los senadores

Estándar

Como sabrán, en Argentina la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que propone incrementar los impuestos internos y el IVA a una serie de productos electrónicos  de importación, entre ellos las computadoras y los teléfonos celulares. Con este impuesto los argentinos pagaremos un 30% más cada producto tecnológico. Desde Chuenga se inició una campaña para oponernos al impuestazo. Con página propia ya hemos inciado acciones concretas y ahora enviaremos una carta a los senadores. La misma es la siguiente. Se agradecen desde ya todas las réplicas y difusiones de este tema y carta.

Sres. Senadores de la Nación argentina.

De nuestra mayor consideración:

La brecha digital es, simplificando, la diferencia que hace que “Kevin” tenga en Estados Unidos un Ipod por $551 y yo, un argentino que supongamos me llamo “Javier”, tenga que abonar $1331 . Javier es padre y para el cumpleaños de su hijo, probablemente siguiendo el deseo de su pequeño, ha pensado en regalarle ese juguete del que tanto hablan en el mundo: una consola Nintendo WII. Se acerca al comercio y después de que le muestran el producto en grandes y bonitos plasmas le informan que vale $2.599, que aproveche esta oferta. Kevin resulta que también es un dedicado papá de un hijo, a quien hace poco también decidió regalarle la WII; se conectó a su computadora con Internet de 1.5 MB de US$ 46 y encargó el producto. Pagó $1.319 en moneda argentina.

Alguno podrá decir que si Javier tiene dinero para andar regalando (o pensando regalar) Ipod y Nintendo, tiene que tener el dinero suficiente. Vayamos entonces, para no aburrir con ejemplos similares, a un último hipotético caso. El producto que Javier quiere tener es una PC acorde a sus necesidades profesionales, es diseñador gráfico y necesita una Mc Pro que vale en la Argentina $ 15779 , mientras que a Kevin, que probablemente tenga una más potente le cuesta $ 12536. Casi U$ 1000 menos.

Podríamos seguir profundizando el cuadro comparativo diciendo, por ejemplo, que Javier es docente y gana $2.000 mensuales, mientras que Kevin por la misma vocación percibe U$S 4.000.

Señores legisladores, el impuesto a la importación de productos tecnológicos que el gobierno pretende sancionar y que los diputadoss lamentablemente ya aprobaron, sólo hará que esa diferencia de acceso a la tecnología, a la información, a las oportunidades de educación, comunicación, diversión, y las múltiples funciones que tienen productos como los celulares, las computadoras, etc, se sigan agrandando en un país que en los últimos años venía logrando de a poco aumentar el porcentaje de penetración de Internet en su población.

De lo poco que hemos escuchado de la otra parte, la que sostiene que la industria nacional radicada en Tierra del Fuego se verá beneficiada, leímos que el impuesto generará 2.000 puestos de empleo y que las empresas invertirán U$S 40.000.000 extras. Nos preguntamos si 2.000 empleos justificarán el número varias veces mayor (muy mayor) que no podrá tener su primer Ipod, Iphone, Blackberry o como se llame. El número de argentinos que no podrá reemplazar su vieja computadora, que no podrá conectarse a Internet, que no podrá reemplazar por su alto costo el cartucho gastado de la impresora importada que ya tenía.

Por favor, señores senadores, esta brecha digital de la que hablamos no son estadísticas, es una realidad. Si no podemos reducirla al menos no la profundicemos. Confiamos en que ustedes votarán con la cabeza, el corazón y el bolsillo suyo, de sus familiares y sus amigos, que se informarán bien sin caer en obligaciones partidarias, regionales o del tipo que sean. También confiamos en que pedirán un informe detallado de algo que nadie ha visto hasta ahora, que es cómo la industria del sur va afrontar la demanda que tendrá si esta locura se aprueba. Nada más, muchas gracias por su atención.

Conectados a internet a una velocidad de la que en otros países se ríen y pagando altas tarifas por ello y por los celulares que, con esfuerzo, hemos podido comprar, este grupo de argentinos espera que sus votos favorezcan al pueblo argentino. Y que la industria nacional se fortalezca sin la necesidad de “matar” a lo que viene de afuera.

Es importante aclarar que estos productos para los argentinos en el mercado nacional tienen un valor  muy superior al de los mercados internacionales y con prestaciones técnicas inferiores a las ofrecidas en modelos similares en lugares como EEUU y Europa

About these ads

2 comentarios en “No al impuestazo tecnológico: carta a los senadores

  1. Hola necesito comunicarme con vos tengo una interesante propuesta sería muy interesante que me escribas a mi correo y te la pueda formular como se debe.. También soy de Mendoza y te quiero hablar sobre algo de lo que estás haciendo..

    Mirá te dejo mi mail y hablamos mejor.. inversion@rogers.com

    Escribime pronto..

    Saluda Atte: Nicolás Astorga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s