El cielo de Mendoza revela al mundo el misterio del Universo

Estándar

auger

*

Nos eligieron por tener algunos de los lugares donde el inconmensurable cielo es más observable. Después de una cuidadosa elección una pequeña ciudad de amplio territorio, indefinida entre ser el departamanto más al sur de Mendoza o el lugar más al Norte de la Patagonia, fue la elegida: Malargüe, un lugar que ha dado cosas maravillosas y también al gobernador Celso Jaque (?). No sin sortear las ya típicas dificultades burocráticas argentinas y sus crisis, el proyecto Pierre Auger ( en homenaje al científico del mismo nombre, sacarse la ignorancia en Wikipedia) da hoy otro paso en busca de explicar los misterios cósmicos.

¿Qué es? es un emprendimiento conjunto de más de 20 países en el que colaboran unos 250 científicos de más de 30 instituciones, con la finalidad de detectar partículas subatómicas que provienen del espacio exterior denominadas rayos cósmicos. Algunos de estos rayos tienen energías anormalmente superiores a los que usualmente bombardean la Tierra y producen un efecto cascada llamado lluvia cósmica. El emprendimiento Pierre Auger es el único en el mundo diseñado para estudiar específicamente estas lluvias. Poder conocer el origen y el porqué de ellas permitirá entender mejor el proceso de creación del universo. En el edificio de Malargüe se construyen los detectores de rayos cósmicos que luego son esparcidos en los campos vecinos en un radio de unos 30 km a la redonda.

¿Qué se celebra hoy? la finalización de la primera fase de este megaproyecto internacional, mientras se planifica el inicio de un observatorio gemelo en el hemisferio Norte, que se ubicará en Colorado, Estados Unidos.  El costo total del proyecto es de unos 100 millones de dólares y mantenerlo cuesta unos 2,5 millones por año. La provincia de Mendoza, Argentina, Brasil, Francia, Alemania, Italia, México y los Estados Unidos son quienes más aportan económicamente al proyecto. Se calcula que en un lapso de unos 10 años el proyecto Auger habrá registrado más de 600 rayos cósmicos de energía mayor que el límite GZK (~6.1019eV), número posiblemente suficiente para individualizar las fuentes, que deben originarse en regiones bien localizadas del universo.

Primer resultado, considerado noticia científica del año en 2007: se logró determinar que las direcciones de arribo de la mayor parte de los rayos cósmicos de las más altas energías detectados apuntan a menos de 3 grados de núcleos activos de galaxias cercanas, como Centaurus A, a 11 años luz de de la Tierra. Este descubrimiento fue considerado dentro de los mayores hallazgos científicos del año 2007 por las revistas Science y Nature.

Para curiosos que siempre quieren ver y saber más, recomiendo este slide show de Clarín de hoy y esta entrevista en Página 12 del miércoles a Alberto Etchegoyen, titulada “Último tango en Malargüe“.

Videos: 1: Informe de TN sobre el anuncio del hallazgo en el 2007.

2: Panorama de Pampa amarilla, el lugar donde están los detectores de rayos cósmicos

Fuentes: Diario Uno de hoy, Wikipedia y Clarín.

* Tapa de la revista Science respecto al descubrimiento del 2007 en Pierre Auger.

Anuncios

2 comentarios en “El cielo de Mendoza revela al mundo el misterio del Universo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s