“Mi amor, me voy a buscar ayuda” y un beso en la frente al borde de la muerte

Estándar

Una pareja sale a pasear por el río de La Plata en una lancha, la cual en un momento se parte en dos y deja a ambos flotando a la deriva. Intentan nadar hacia la costa pero él pronto se da cuenta que su mujer no puede seguirlo, está agotada. Luis Crespo, el protagonista de esta historia de película pero real, tuvo que tomar la decisión más difícil se su vida. Se volvió hacia su mujer, Laura Di Battista, la miró a los ojos, le besó la frente y le dijo: “”Mi amor. Voy a buscar ayuda. Esperame”. Eran las tres de la tarde y después de ver alejarse a su marido, doce horas después, Laura seguía sola en medio del río. Le faltaba una hora para morir.

Luis y Laura llevan un año juntos cuando en la mañana del 24 de marzo de 2009 partieron en una lancha por el Río de La Plata desde Buenos Aires a Colonia (Uruguay). Obviamente jamás imaginaron lo que vivirían. Habían partido al mediodía y a eso de las 15.30 el destino los empezó a poner a prueba. La lancha se abrió, empezó a entrar agua y tuvieron que tirarse al río.

Un flotador (chaleco salvavidas -ver nota 3-) era su única compañía en medio del agua. Alrededor era todo inmesidad, todo río.  Intentaron nadar hacia la costa los dos, pero pronto Luis descubrió que ella no podía hacerlo. Pasaron unos instantes. Tenía enfrente, a lo lejos, una pequeña referencia de lo que podía ser la costa (estaba a seis kilómetros) y atrás, a su mujer flotando casi inmóvil.

Fue ahí que él tomó la decisión más dura de su vida. Una decisión que lo atormentaría después mientras nadaba en busca de la orilla. Se volvió hacia su mujer y pronunció una frase que aún resuena en el medio del río.

“Mi amor. Voy a buscar ayuda. Esperá”. Ella comenzó a sollozar y a pedirle que no la dejara. Pero no había otra opción. Era eso o la segura muerte de los dos.

“Empiezo a bracear alejándome de Laura y ella no podía. Para descansar flotaba o hacía la plancha. Nunca dejé de mirar la costa para no perder referencia y buscaba llegar al punto más cercano luchando contra la correntada. Todo el tiempo buscando referencias para ver si avanzaba, eran esas referencias las que me daban esperanza y fuerza para seguir, además en mi cabeza tenía latente la imagen de ella”, explicó Luis después.

Su cruzada contra el río, contra su propio cuerpo y su propia mente, duró siete horas. Siete eternas horas de nado y lucha contra reloj. Cuando finalmente llegó a la costa no encontró ninguna señal de civilización.

Caminó por una especie de monte por unos 500 o 600 metros sin ver nada. Ni una persona, ni una casa. Cero señales de vida.

Cuando la desesperación probablemente comenzaba a invadirlo, observó una luz más adelante. Al caminar hacia ella se dio cuenta que era la fogata que habían hecho unos chicos que acampaban en el lugar y que estaban a punto de irse.

Asistido por ellos, les explicó todo rápidamente y les pidió un celular para solicitar auxilio. Uno de ellos le dijo “yo tengo uno pero no sé si tiene crédito”.  Mientras, a siete kilómetros de ahí, en medio del Río de la Plata, a más de siete horas de ver a su pareja alejándose de ella con la promesa de ir por ayuda para salvarla, Laura seguía flotando a duras penas.

“Fueron doce horas en el agua, de espera, de esperarlo. Al principio estaba desesperada pero no tenía la fuerza suficiente para llegar a la orilla. Tenía desesperación por quedarme sola, de no saber si él iba a llegar. Con la noche, la desesperación fue más grande. No veía nada, hacía frío, había olas muy altas y me costaba levantarme. Todo el tiempo hice fuerza para no dormirme. Cuando llegó la noche estaba entregada, el jean lo tenía roto de masajearme las piernas, no sentía el cuerpo, tenía morado todo el cuerpo”, relató después.

A lo lejos, el celular permite una llamada. Una llamada que dio esperanzas. La comunicación con Prefectura Naval dio a inicio a un operativo de búsqueda urgente. Había una mujer que hacía 8 horas flotaba en el Río de la Plata. ¿Estaría viva? ¿La encontrarían?

No era fácil porque desde que ocurrió el naufragio hasta que se notificó a las autoridades pasaron más de ocho horas. Y todo esto dificultado por la oscuridad de la noche, vientos de 32 kilómetros y una marejada de aproximadamente 1,10 metros”, explicaron desde Prefectura.

Ya se había hecho de noche cuando partieron tres embarcaciones y un helicóptero en busca de la mujer, que estaba a punto de entrar en estado de shock por la hipotermia. Un helicóptero la encontró y un oficial se arrojó para rescatarla.

La decisión de Luis, más de 11 horas antes, de dejarla allí, había dado resultados. Ahora podría respirar tranquilo, darle otro beso y, tal vez, en la intimidad y sin los medios de comunicación detrás, decirle: “Amor, volví, te traje la ayuda prometida”.

El siguiente es el relato de los náufragos. Link.

Nota 1: Esta historia la recordé al ver esta semana un capítulo del programa Vivir para contarlo, de Discovery, serie de donde saqué algunos detalles. Más fuentes e información extra: 1, 2, 3, 4 (de acá es el audio) y 5.

Nota 2: Fuente original de la foto de entrada (a modo ilustrativa del Río de la Plata) Flickr.

Nota 3: Desde Prefectura recalcaron que ambos, sobre todo la mujer, sobrevivieron por llevar puestos el chaleco salvavidas, más salvavidas que nunca. Usalo.

Anuncios

2 comentarios en ““Mi amor, me voy a buscar ayuda” y un beso en la frente al borde de la muerte

  1. Teacher! esta muy bonito..pero soy muuy chillona :s
    Amor, volví, te traje la ayuda prometida”…. me gusto
    saludos nos vemos en clase!

  2. Me parece una historia interesante, eso de las decisiones difíciles…pero cómo tenían sólo un salvavidas? Y quién lo llevaba? Yo sé nadar perfectamente y me lo pongo hasta en la bañera, lo reviso cada dos por tres…Salir en esas condiciones en lancha es suicida o estúpido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s