El fotógrafo que descubrió los habitantes del Sahara verde

Estándar

Mike Hettwer estaba exhausto al igual que el resto. Junto a un pequeño sub grupo de exploradores, empezó a subir unas dunas. Al llegar a la cima contempló lo que había del otro lado. La arena de uno de los lugares más calientes del planeta estaba confesando gran parte de su historia. Con la boca abierta, Mike primero hizo lo que mejor sabe: tomó fotografías. Y corrió, veloz, hacia el resto del grupo para pronunciar las palabras que luego se repetirían en 2.500 revistas y publicaciones: “He encontrado algunos huesos, pero no son  dinosaurios, son humanos “.


Casi sin proponérselo, este fotógrafo especializado en expediciones arqueológicas, se convirtió en el descubridor de dos poblaciones distintas que hace 9.000 años habitaron el Sahara, cuando este desierto era algo muy distinto a lo que es hoy.  Se trata de la etapa conocida como el Neolítico Subpluvial, que duró varios miles de años y que por entonces creó el Sahara verde, hogar de pastizales, animales de bosques y seres humanos.

En la última década Hettwer ha visitado más de 60 países en varias expediciones. Sus trabajos de documentación fotográfica han salido en miles de sitios, incluyendo el The New York Times, The Washington Post, National Geographic, The Chicago Tribune, la revista Discover y la revista Science.

Su asombroso descubrimiento fue el 13 de octubre del año 2.000, siendo miembro de un equipo liderado por el paleontólogo Paul Sereno, de la Universidad de Chicago. Estaban en las ardientes arenas del desierto de Teneré, al norte de Níger.

Esta zona es de las más inexploradas del planeta, por su clima natural y, también, por su clima político. Es que los conflictos de los Tuareg, los nómadas que habitan hace mucho tiempo esta zona con el gobierno, lo han convertido en un lugar peligroso. Por eso el equipo de investigadores tuvo que pedir permiso a ambos bandos antes de adentrarse en los interminables kilómetros de arena.

Sereno y su equipo son nada menos que los descubridores del Nigersaurus y del Sarcosuchus, el impresionante cocodrilo que vivó hace unos 110 millones de años en esta región del Sahara.

Cuando el fotógrafo hizo el anuncio todo el equipo completo se reunió en esas ladera. En pocos minutos ya habían visto decenas de esqueletos humanos, algunos en posición fetal, con utensillos junto a ellos. No había dudas, el desierto estaba “vomitando” su historia. Y Hettwer, junto al resto, eran los primeros privilegiados oyentes y testigos de lo que comenzaba a decir. “Era como si los vientos del desierto los estuvieran tirando de su descanso final” conto el fotógrafo luego.

Entre los huesos humanos (casi completos, con dentaduras, dedos y todo) había vasijas de barro, herramientas de piedra trabajadas, hachas, puntas de flechas. Junto a todo esto hallaron cientos de huesos de animales, animales que no pertenecían al desierto, al menos, al actual. Antílopes, jirafas, cocodrilos, tortugas y hasta peces y almejas.

Esta increíble variedad de vida podría explicarse por el cambio del Sahara hace unos 12.000 años, cuando una pequeña rotación en el eje de la Tierra combinada con otros factores, hizo que un área tan extensa como todo Estados Unidos, se llenara de agua y lluvias, lo que trajo consigo una variedad de vida muy rica, que incluyó a los seres humanos.

Respecto a las culturas encontradas y sus costumbres, algunas cosas se saben y muchas permanecen en el misterio. En sus grabados de piedra se pueden ver represtanciones de rebaños de avestruces, jirafas y elefantes. Se cree que aprendieron a domesticar el ganado. Pero casi nada se sabe de dónde aparecieron. Si eran nómades o residentes en la zona es un misterio, si eran pacíficos cazadores o guerreros, tampoco. Lo que se precisó es la fecha de su muerte. Es que un nuevo cambio en el clima del Sahara, hace unos 3.500 años atrás, los eliminó. Hasta aquél día de octubre en que Mike Hettwer los vio y los rescató del pasado. Sereno, el famoso y prestigioso, paleontólogo, paso noches enteras intentando descubir más, e incluso volvió más tarde al lugar, pero excavar más profundo costaba más dinero.

Por ahora, contamos con el valioso aporte de todo este equipo y el excelente material fotográfico de Hettwer, que sin lugar a dudas puede denominarse como el hombre que descubrió el pasado del Sahara.

Nota: Todas las fotos pertenecen a Mike Hettwer. Yo las vi en este sitio.  Parte de esta historia y más información en 1, 2, 3.

Anuncios

14 comentarios en “El fotógrafo que descubrió los habitantes del Sahara verde

  1. Pienso que es tanto lo que desconocemos , que es dífícil mantener una opinión…….continuamente salen a la luz los resultados de nuevos descubrimientos, casualmente , el mismo día que apareció éste documento en el Blog, escuché por la radio una amplia entrevista a un hirtoriador …….que me pareció muy interesante .

    Os pongo un a derección a la página de RNE, donde están alojados los Podcast.

    Me gustaría poner el enlace directamente , pero creo que nó voy a saber hacerlo ( lo voy a intentar ).

    Los secretos de la Atlántida

    Es la grabación que se refiere a los Secretos de la Atlántida con JLuis Espejo.

    La charla sigue en el siguiente podcast ….Sección casas encantadas.

    También la de Santiago Pando ” Creer es crear ” es muy interesante. En fin hay otros muchos ……

    http://www.rtve.es/podcast/radio-nacional/espacio-en-blanco/

  2. Pingback: El fotógrafo que descubrió los habitantes del Sahara verde

  3. Impresionante el hallazgo, de este fotógrafo, quizás cuantas tribus o asentamientos debieran haber existido en esos años en el desierto del Sahara en donde el clima se ha encargado de borrar y no dejar huellas tapando como con un manto. Creo que fuertes tormentas de vientos levantaron la arena y dejaron entrever estos poblados de la antigüedad, dicen que el tiempo borra todo quizás que pasará en 1000 años más. interesante artículo. Saludos …sinBalas

  4. Queridos amigos: Os invito a compartir un vídeo, que fue filmado en mi intervención en el encuentro de educadores que tuvo lugar en Barcelona, con motivo de los talleres dirigidos por Noemi Paymal sobre Pedagogía 3000. Su título es “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón”. A ver qué os parece…
    La dirección para acceder a él es: 

      Felices encuentros. Un cordial abrazo
                                          Carlos González
     P.D  Temática del vídeo:
    ¿Cómo puede un maestro empoderar a sus alumnos? O lo que es lo mismo:
    ¿Dónde está nuestro poder para cambiar las cosas que no nos gustan, para cumplir nuestros sueños….? ¿Por qué no podemos aplicar todo lo que hemos aprendido en seminarios y talleres? ¿Qué nos impide como educadores enseñar de otra manera? ¿Qué pasa con nuestro valor…? ¿A qué tememos y por qué…?
    No existe la cobardía, sino los obstáculos al valor
    Esos obstáculos están en nuestras creencias, muchas veces invisibles para nosotros mismos. Reconocerlas y saber jugar con ellas es la clave para ceder el poder al corazón, y conseguir el empoderamiento de nuestros alumnos o hijos.
    Para más información:
     ladanzadelavida12.blogspot.com

  5. El fotografo solo retrató el yacimiento descubierto por Paul Sereno, (Univ. de Cicago). Mike es el fotografo residente de National Geographic y, desde luego no el descubridor del yacimiento de Gobero en el Tenere nigeriano. El reporteje completo en la rev. National, septiembre 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s