Te amaré hasta fotografiarte

Estándar

Retratar el amor. Parece sencillo, trillado, pero es un arte, sobre todo cuando un fotógrafo profesional se encarga de hacerlo, y basado en historias de amor propias y ajenas. Buscar historias de amor, llevar a sus protagonistas a los lugares que enmarcaron esa historia. Capturarlos para siempre con un lente. Leí en un blog que Fabián Langhi había encarado un proyecto fotográfico mediante el cual hacía que las personas le contaran viejas historias de amor en un lugar que fuera representativo de esas historias. Van, hablan y Fabián retrata ese momento y ese lugar. El poder del amor combinado con el de la fotografía. El recuerdo que se hace imagen. Esa es la propuesta.

Me llamó mucho la atención el proyecto así que, curioso como soy, quise saber más. Busqué a Fabián por internet, me contacté con él y, amablemente, accedió a responderme algunas preguntas y pasarme algunas fotos sobre el trabajo, que son las que ustedes ven ilustrando este texto.

Buenosairesamor es el el nombre del trabajo. Este cuenta historias de amor con los excelentes retratos de sus protagonistas en sus lugares, esos sitios, esquinas, bares, playas, etc, que alguna vez fueron el marco para la mejor foto que puede tener alguien: la del amor.

Como dije antes, este proyecto lo conocí al leer algo sobre él en un blog. Es el blog de Guillermo Cantón. Como él cuenta, “el sistema es así: él me pasa a buscar y yo le cuento una historia de amor, vamos al lugar del hecho y me hace una foto”.

Sobre su trabajo, Fabián narra que “más allá de las historias de amor que cada persona debía contarme en algún lugar determinado, intenté hacer un homenaje al amor y a esas personas”.

Sus primeros resultados se expusieron en una galería ya desaparecida. Así lo recuerda él: “La muestra fue hecha en una galería que ya no existe que le pertenecía Eugenia Rodeyro, ella también está retratada y su historia era sobre mí.  Estuvo muy buena,  sobre todo cuando se encontraban las personas retratadas y se  contaban sus historias”.

Al consultarlo sobre si este trabajo se convirtió en libro, cuenta que “edité sólo dos libros , se llama BUENOSAIRESAMOR. La idea de este trabajo es que nunca termine, siempre habrá gente que me cuente historias de amor y las seguiré fotografiando “.

El amor, el disparador

Langhi afirma que la idea surgió desde el amor y que los protagonistas de sus historias son personas cercanas a él. Dice que muchas historias lo conmovieron pero prefiere guardarse los detalles para el libro, lógicamente.

Sin dudas el amor es un imán. Así lo demuestra la anécdota que recuerda especialmente durante la realización de este proyecto. “Lo que más me llamó la atención fue la respuesta de la gente que caminaba por los lugares donde retraté a la personas , no sé por qué pero me han ayudado, se han quedado parados mirando cómo trabajaba y no es una situación común; en otras situaciones en las que estuve trabajando en otros proyectos más profesionales la aceptación de la gente fue siempre otra”.

Haciendo sus fotos con una SB-800 disparada por radio, este fotógrafo de 43 años de Buenos Aires, define a su profesión como “una forma de existir, fotografío cuando estoy mal , cuando estoy bien. Me ayuda a vivir. Retarato mis sentimientos y mi forma de verlos y vivirlos”.

Para el final, también opina sobre el fotoperiodismo argentino: “Tengo muchos amigos fotógrafos, pero no lo veo bien, por lo menos en lo que se ve reflejado en los medios gráficos”.

Anuncios

5 comentarios en “Te amaré hasta fotografiarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s