Volando por las cataratas más altas del mundo, en 360º

Estándar

El Salto del Angel, en Venezuela, son  las cataratas más altas del mundo. Con una altura de 979 metrow es una visión inigualable. Si esa visión se hacde sobrevolando y en 360 grados, el panorama es mucho más espectacular. Gracias a Dima Moissenko, que el año pasado pasó dos días enteros fotografiándola en vuelo, ahora podemos verla como si estuviéramos allí, en el aire, junto a esa caída de agua que llega a tener 807 metros de caída ininterrumpida. El mágico vuelo se puede hacer visitando este link.

Al margen del terror

Estándar


Un rescatista le entrega un perro recién sacado de entre los escombros a su dueño, que no puede resistir la emoción de volver a ver a su mascota tras saberlo desaparecido. Una lágrima dulce en medio del reguero de sal y destrucción dejado por el devastador tsunami de Japón.

La foto es tomada de un diario japonés y obviamente no sé qué dice, pero los rostros de los protagonitas lo dicen todo. No por pequeño que sea el milagro, es menos importante. Y aunque la magnitud de la tragedia no deje tiempo para detense en estas historias, es un ejemplo de cómo en medio del terror pueden derramarse gotas de vida.

Cicatrices

Estándar

La ONU calcula que tras 30 años de guerra en Afaganistán 62 personas por mes mueren o son mutiladas por las minas antipersonales que la cruenta guerra siembra por doquier. En la foto de arriba se ve a Gholam Rasool (30 años) empujado por Mohammad Aref (35). el primero perdió sus pies, el segundo una pierna. La foto es de Getty Images y el resto del excelente fotoreportaje lo pueden ver acá.

La sonrisa de una mujer en India

Estándar

“Ella es una de las tantas mujeres que trabajan para las empresas de construcción de vivienda en la India. Cuida de las piedras todo el día.  La fotografié porque estaba impresionado de que, pese a esos trabajos físicos, pudiera darme tal hermosa sonrisa. Y ella tiene un rostro muy bonito. Es una pena que acá en la India las mujeres hagan los trabajos más duros mientras que los hombres están sentados alrededor”.

La foto es impactante. Me hizo acordar a la famosa foto de la niña afgana (Sharbat Gula) tomada por Steve McCurry. Esta imagen es reciente. Es de un fotógrafo alemán llamado Robert y la vi ayer en mi sitio favorito de fotografías, 1x.com.

Al instante quedé impactado y me comuniqué en mi rudimentario inglés con su autor para pedirle el permiso correspondiente para publicarla. Las palabras que abren esta entrada le pertenecen a Robert a solicitud mía de que me narrara la historia de la foto. Además de admirar la calidad de la foto en sí misma y toda la significancia que transmite esa cara, hay que ubicarse en el contexto. La India.

La mujer en India

Un 80 por ciento de la población reside en las zonas rurales y el hinduismo es la religión mayoritaria. Entró en el nuevo milenio con mil millones de habitantes, número sensiblemnte superior a lo que se estimaba antes. El censo del 2001 determinó que faltaban millones de mujeres. Asi, la tendencia natural de la existencia de más mujeres que hombres, se revirtió. La discriminación que sufren en todos los aspectos afecta su propia supervivencia. Esa es una deducción posible.

Así analiza este artículo la situación: Como método para esquivar la carga económica que puede hundir la economía familiar, empezó a crecer de forma alarmante el número de abortos, hasta que el Gobierno detectó que en su mayoría eran casos en los que el bebé sería mujer. Por esta razón, desde 1996 una ley persigue poner fin a lo que califica de ‘feticidio de féminas’ y prohíbe las pruebas de determinación de sexo. También prohíbe revelar el sexo del bebé, aunque se pueda confirmar por ecografías que se hacen con otros fines.

Estas jóvenes, privadas de la infancia, realizan las tareas más duras y las que presentan mayor riesgo para la salud; las responsabilidades de la reproducción, la división sexual del trabajo y la escasez de educación y capacitación. Aunque esta situación es común en todos los grupos sociales, lo es más en el caso de las mujeres pobres, la inmensa mayoría de las mujeres indias, para las que la falta de medidas sanitarias, de higiene, de alimentos y de educación hacen casi imposible que puedan cubrir sus necesidades mínimas y garantizar la dignidad que merecen como seres humanos. Muchas familias acaban vendiendo a sus hijas o las casan a cambio de dinero

Muchas familias acaban vendiendo a sus hijas o las casan a cambio de dinero

Entre los hombres son comunes los casos de alcoholismo por la falta de recursos para afrontar la situación de pobreza, lo que se traduce en violencia y abuso sexual contra las mujeres, que tienen que cargar con el peso de la subsistencia de la familia, muy numerosa a causa de la negativa del hombre a utilizar métodos anticonceptivos.

Son muchos los ejemplos de maltrato. “Cuando Mantasha tenía 13 años, su madre le puso a trabajar en casa de una familia rica prometiéndole que, si se esforzaba mucho, iría a una escuela y se casaría. Pero la realidad fue mucho más cruda: no sólo no le pagaron nada por sus tareas domésticas, sino que le dejaban las migajas para comer, trabajaba hasta incluso pasada la medianoche y fue golpeada con un rodillo de amasar. Ahora lleva una vida completamente distinta” (leer la historia completa).

Ni hablar de las “devadasis”, las mujeres prostituidas en nombre de la religión. Esos ojos claros que iluminan como los ojos de un felino en la noche. El sudor que le recorre el rostro, la vestimenta y esa sonrisa, pese a todo. Por esto y mucho más, la foto me parece una potentísima transmisora de vivencias, cultura, esfuerzo, injusticia, etc.

Esa inolvidable primera vez

Estándar

Hace pocas horas el satélite Planck nos deleitó con la primera imagen del Universo. Este hecho disparó mi curiosidad por otras “primeras veces”, por lo que buscando encontré lo siguiente. Fotos de la primera vez de… (o que).

Primer autoretrato, tomado por Robert Cornelius en 1839.

Primera foto de un humano: “Boulevard du Temple”, tomada por Louis Daguerre a finales de 1838 o principios de 1839. En el ángulo inferior izquierdo muestra una persona que se detuvo a lustrar sus zapatos.

Primera imagen completa de la Tierra: Tomada en 1972 por el Apolo 17.

Primera imagen en la web: La banda CERN, lo primero en la red a nivel visual.

Primera imagen completa de una molécula, tomada en 2009.

Primera imagen digital, imagen escaneada de Walden Kirsch, hecha en 1957 por su padre, Russell.

Primera imagen de la superficie de otro planeta, tomada por los rusos en 1975.

Primera foto a color, tomada por Clerk Maxwell en 1861.

Primera foto desde el Espacio, tomada por el cohete V-2 en 1946.

Primera imagen de un exoplaneta: publicada el 10 de setiembre de 2004, es la primera imagen de un planeta de otro sistema solar.

Primera imagen de rayos x, es la mano de la señora Wilhelm Roentgen, en 1895.

La primera foto: A Joseph Niépce tomar esta foto le llevó 8 horas de exposición.

¡Nunca volveré a hablarte de nuevo!

Estándar

¿O acaso puede significar otra cosa? Hermosa imagen. :-D El búho de la izquierda , es un adulto y el de la derecha un bebé. La foto es un adelanto de un post que pienso publicar (si algún día consigo todos los permisos). El autor es adrifil, que la publicó en 1x.com. Según lo que me contó el mismo autor de la foto en un intercambio de mails, la foto fue tomada en la ciudad de Vila Nova de Gaia (cerca de Oporto), Portugal, en 2008.
No tiene ningún tratamiento especial, que no sean los normales que se deben hacer en una foto: equilibrio de las colores, un ligero acentuado de la nitidez y poco más.
El fondo es césped y está borroso a causa de la apertura del lente.

Adrifil contó que al ver el resultado de su “disparo” se quedó muy contento “cuando he visto que esta foto había captado una expresión casi humana en los rostros de los dos simpáticos búhos”.

Sinceramente es así, la expresión es humana. Me atrapó cuando la vi, espero que les guste.