Volando por las cataratas más altas del mundo, en 360º

Estándar

El Salto del Angel, en Venezuela, son  las cataratas más altas del mundo. Con una altura de 979 metrow es una visión inigualable. Si esa visión se hacde sobrevolando y en 360 grados, el panorama es mucho más espectacular. Gracias a Dima Moissenko, que el año pasado pasó dos días enteros fotografiándola en vuelo, ahora podemos verla como si estuviéramos allí, en el aire, junto a esa caída de agua que llega a tener 807 metros de caída ininterrumpida. El mágico vuelo se puede hacer visitando este link.

Google cancela sorprendentemente su proyecto de digitalizar todos los archivos de diarios

Estándar

Luego de tres años de vida, Google ha cerrado el proyecto para continuar escaneando y digitalizando los archivos de diarios de todo el mundo. El por qué de la decisión aún no ha trascendido. El sitio, que generó elogios y también muchas críticas, dejará de archivar los periódicos en su Google’s News Archive. El programa ya tenía una base de datos de 1.000.000 de páginas de 2.000 diarios.

Nadie está seguro de por qué Google optó por cerrar el proyecto. Matt McGee en Search Engine Land, ha obtenido esta declaración de Google:

Trabajamos en estrecha colaboración con los asociados de prensa sobre una serie de iniciativas, y como parte del programa de digitalización  colaboraron para generar más periódicos de acceso y búsqueda en línea .
Los usuarios pueden seguir buscando periódicos digitalizados en http://news.google.com/archivesearch, pero no se tiene previsto introducir nuevas características o funcionalidades a los archivos de Google News y ya no estamos aceptando nuevos microfilm o archivos digitales para el procesamiento.

El proyecto repartía ganancias en los primeros tiempos a periódicos y a Google, que aseguraba que con el tiempo podría alcanzar más de 60 millones de páginas escaneadas sumando un total de 250 años.

Link

El hombre que pudo comprar Google por sólo 1 millón de dólares

Estándar

Hace sólo diez años Google no existía y apenas cinco años antes era imposible buscar algo en Internet. En esos tiempos las empresas que dominaban el terreno de la búsqueda eran Yahoo y Excite. Sus fundadores, aunque eran algunas de las personas de negocios más brillantes de Estados Unidos, no supieron descifrar el código de las búsquedas. Por esa misma época, dos jóvenes llamados Larry Page y Sergey Brin habían sido «invitados» a retirar su empresa del campus de la Universidad de Stanford porque el crecimiento de la misma (en una escala pequeña) casi había hecho colapsar la red universitaria. Estos dos jóvenes estaban buscando desesperadamente apoyo económico para un motor de búsquedas que habían creado, llamado Google. O conseguían los fondos o tendrían que volver a estudiar. Golpeando puertas fueron a Excite, donde fueron presentados con su director, Joe Kraus. Larry y Sergey, pedían 1.000.000 de dólares para su idea, pero Kraus tuvo una respuesta negativa que creyó visionaria: «La búsqueda es algo genérico y nosotros podemos hacerlo mejor, nadie pondrá plata para otro buscador».

La historia: Excite.com nació como un competidor de Yahoo y pronto mejoró mucho el nivel de búsquedas de éste. ¿Su clave? La búsqueda por lo que hoy se conoce como palabras claves. ¿Suena familiar?. Sin embargo, allá por 1997, tanto Yahoo como Excite y los demás, estaban ocupados entreteniendo gente con lo que se conoció como «portales». Al mismo tiempo millones de usuarios intentaban descubrir el significado de la red buscando información, tarea en la que tranquilamente se podía pasar todo un día sin ningún resultado concreto. Fueron otros jóvenes de Stanford (al igual que los fundadores de Yahoo y de Excite) los que dieron con la clave. Como la mayoría de las empresas que nacían en Silicon Valley bautizaron su empresa con un nombre que era ua tontería: Google, que es un derivado de Google, un término matemático de 10 elevado a la centésima potencia. Dicen que fue Larry el que tuvo la idea que convirtió a las búsquedas en lo que son hoy. Esa idea no fue más que dotarlas de un sistema de relevancia, basado en la cantidad de enlaces que apuntan a un sitio, algo así como «mientras más amigos tienes, más popular eres«. La primera persona que vio a Google en acción, cuenta cómo fue la experiencia y con qué sitios fueron las primeras pruebas.

«Jugamos un momento en mi oficina viendo la cuenta de enlaces, cuántas páginas se conectan con la tuya. Lo hicimos comparando la de Stanford con nuestros competidores, el MIT y Berkeley; nos divertimos mucho viendo cuál era más importante que la otra», cuenta el profesor Héctor García Molina, entonces profesor de Page y Brin. En busca de financiamiento, la dupla creadora de Google deambulo por Silicon Valley buscando financiamiento. Luego de varios intentos, un inversor los escuchó y los presentó con Graham Spencer, jefe tecnológico de Excite. Los chicos fueron con sus laptops y demostraron que sus resultados de búsquedas eran mejores que los de Excite. Spencer los presentó entonces con el director de la firma, Joe Kraus. La idea tuvo resistencia y les dijeron que las búsquedas eran algo genérico y que ellos podían hacerlo mejor. Mientras hoy el valor de mercado de Google ronda los 200 mil millones de dólares, por ese entonces Page y Brin pretendían sólo 1 millón. Fue un no nada acertado. El propio hombre que no quiso invertir en Google el 0.0005% de lo que vale hoy, lo cuenta entre risas.

«Alzo la mano y digo, soy necio, pero la gente no creía que se podía hacer dinero con las búsquedas, a lo sumo algo de dinero; para ser honestos, es un dineral». El dúo siguió buscando y llegó hasta David Cheriton, un profesor de informática, que los conectó con Andy Bechtolsheim, creador de Sun Mycrosistems. «David me llamó y me dijo que tenía que conocer a esos chicos de Google», dice Bechtolsheim. Larry y Sergey estaba desesperados, si no conseguían dinero tendrían que volver a los estudios y, probablemente, abandonar en el olvido a Google.

El propio Sergey Brin cuenta la reunión con su «salvador». «Conocimos a ese hombre, le dio una mirada rápida a nuestro motor de búsquedas y conversamos un poco; nos dijo que para que no tuviéramos que aceptar una valoración muy baja (el U$S1.000.000) nos daría ahora un cheque por U$S 100.000».

Bechtolsheim ríe y admite: «Me pareció evidente que era una muy buena idea, de hecho me parece la mejor idea que he visto en toda mi vida. Salí afuera a buscar la chequera al auto y les firmé el cheque, recuerdo que Brin dijo que no tenían una cuenta bancaria, yo les dije, bueno, creénla».

Fuentes para la redacción de esta historia: Documental «La historia de la internet» de Discovery Channel (100 por ciento recomendable), Mononeurona y búsquedas varias en Google. Abajo dejo una parte del documental que contiene la historia. Buscando por Youtube no lo hallé completo, pero los hallé en Molina Soft completos y divididos en tres partes.

La verdadera historia de la Internet – Búsquedas – Capítulo 2 from Illi.Pro on Vimeo.

Si te pareció interesante Meneame.net Meneame

Confirmado: Google es Dios

Estándar

Porque atiende en todos lados.

Hace unos meses recordarán haber leído los anuncios con bombos y platillos sobre que Google abría su sede en Argentina para atender desde aquí todo Latinoamérica. Pues bien, ahora desde Brasil dicen lo mismo.  Que «Google ha elegido al país de habla portuguesa porque es el de mayor crecimiento, generando beneficios anuales de unos 500 millones de dólares.» ¿Cuánto tiempo pasará para que desde Chile surja la noticia de que «Google abre sede chilena para atender sus asuntos en América latina».  ¿Google es Dios o Google es el nuevo Cristobal Colón? A juntar espejitos de colores…

Gmail y el Spam

Estándar

Desde el blog oficial de Google para América latina los ingenieros anti spam subieron un video (que intenta ser divertido) explicaztivo sobre el mundo del Spam. Cómo trabajan esos malditos spammers y qué hace Google con su Gmail para impedir (de nuevo, para intentarlo) que lleguen a nuestra bandeja de entrada. Válido es reconocer que entre los servicios de correo Gmail es uno de los que menos recibe Spam, aunque es permeable. Va el video.

El café de Google

Estándar

Charlie Ayers fue el primer cocinero de Google que se retiró al hacerse millonario con las acciones de Google. La historia de este cocinerito convertido en nuevo rico empezó cuando los fundadores del buscador pretendieron que los empleados comieran pero sin irse a sus casas y no ingirieran comida chatarra. Así nació este famoso café de Charlie, o de Google.

vía *** Internet