Personal lidera la facturación y Claro la cantidad de líneas

Estándar

En un número que es ciertamente desmesurado y no se ajusta a la realidad, en Argentina hay 55.8 millones de líneas de celulares (informes de finales de 2011). Teniendo en cuenta que somos 40 millones de habitantes, contando incluso recién nacidos, hay 1.4 líneas por habitante. Está claro que los 55.8 millones cuentan también líneas dadas de baja o que no están en uso pero que las firmas siguen contabilizando. Fuera de eso, en ese contexto es la empresa Personal la que lidera el rubro de facturación, con un 32.1% del mercado. Le sigue Movistar con un 31.9%, Claro con un 28.8% y Nextel con un 7.3%.

Si se mira el ítem cantidad de líneas de celulares, es la firma Claro la que lidera el mercado. Claro tiene el 35% del total de cantidad de líneas. Le sigue Personal con el 33%, Movistar con el 30% y Nextel con el 2.1%.

Fuente: Carrier y asoc.

“El pésimo ejemplo del Supremo español atañe a todos los jueces del mundo”

Estándar

No se trata de saber si Garzón es de izquierda o de derecha, si coincido o no con lo que hizo, si el personaje me cae bien, ni nada por el estilo. Todas esas son consideraciones políticas opinables.
Si bien es deber de todo juez interrumpir la comisión de un delito continuado y ningún defensor puede ampararse en su condición para convertirse en una cómplice, casi todo en derecho es discutible y tampoco es esta la cuestión decisiva.
El problema y el pésimo ejemplo que dio el Supremo español es institucional y nos atañe a todos los jueces del mundo que actuamos en el marco de estados de derecho democráticos.
Si según el Supremo la medida de Garzón era incorrecta, debió revocarla. Si el Supremo considera que la ley de amnistía prevalece y no deben abrirse las fosas, debió revocar las decisiones de Garzón.
Pero lo que el Supremo no debió hacer jamás –y allí finca la aberración- es imponerle una pena, porque eso es una violación flagrante a la independencia interna de los jueces.
Ningún Supremo puede ejercer una dictadura sobre los jueces de las otras instancias, que son tan jueces como ellos.
Eso es corporativismo, modelo judicial bonapartista, importa considerar a los otros jueces como sus empleados de menor jerarquía, sus amanuenses, a los que debe disciplinar cuando interpretan el derecho en forma que no les gusta.
Este es el pésimo ejemplo para todos los jueces del mundo y para todas las personas que defienden el estado democrático de derecho.

E. Raúl Zaffaroni, ministro de la Suprema  Corte de Argentina.

*Extraído de su Facebook.

Cuba y el celular

Estándar

Mientras en Argentina en 2011 se vendieron 13.5 millones de celulares en el mercado, en Cub, donde en el 2008 Raúl Castro autorizó el uso de estos aparatos, 1.200.000 personas han contratado el servicio de Cubacel.

Como dice Yoani Sánchez, “si en marzo de 2008 Raúl Castro hubiera imaginado el papel que jugaría la telefonía móvil en la incipiente sociedad civil cubana, probablemente nunca hubiera liberado su uso. Antes de esa fecha, los cubanos debían buscar a un extranjero que formalizara el contrato de celular y después les permitiera usar el servicio. La deseada tarjeta SIM sólo podía ser adquirida por los mismos que disfrutaban de las habitaciones de los hoteles y los autos rentados, en fin, por gente que no había nacido en esta Isla. Afortunadamente, ese apartheid  ya terminó hace casi cuatro años y hasta la fecha más de un 1,2 millones de usuarios han contratado los servicios prepago de Cubacel. Tal cifra no debería siquiera alegrarnos, pues todavía estamos muy por detrás de el resto de las naciones latinoamericanas. No obstante las limitaciones que trae su alto costo, la baja cobertura en muchas zonas del país y la suspensión temporal del servicio a usuarios incómodos, la telefonía celular ha terminado por cambiarnos la vida”.

Google cancela sorprendentemente su proyecto de digitalizar todos los archivos de diarios

Estándar

Luego de tres años de vida, Google ha cerrado el proyecto para continuar escaneando y digitalizando los archivos de diarios de todo el mundo. El por qué de la decisión aún no ha trascendido. El sitio, que generó elogios y también muchas críticas, dejará de archivar los periódicos en su Google’s News Archive. El programa ya tenía una base de datos de 1.000.000 de páginas de 2.000 diarios.

Nadie está seguro de por qué Google optó por cerrar el proyecto. Matt McGee en Search Engine Land, ha obtenido esta declaración de Google:

Trabajamos en estrecha colaboración con los asociados de prensa sobre una serie de iniciativas, y como parte del programa de digitalización  colaboraron para generar más periódicos de acceso y búsqueda en línea .
Los usuarios pueden seguir buscando periódicos digitalizados en http://news.google.com/archivesearch, pero no se tiene previsto introducir nuevas características o funcionalidades a los archivos de Google News y ya no estamos aceptando nuevos microfilm o archivos digitales para el procesamiento.

El proyecto repartía ganancias en los primeros tiempos a periódicos y a Google, que aseguraba que con el tiempo podría alcanzar más de 60 millones de páginas escaneadas sumando un total de 250 años.

Link

Corresponsales del infierno: la mutación del periodismo ante la violencia narco

Estándar

En México, sólo en el 2010 murieron 12 periodistas víctimas de la guerra narco, bajo cuyas leyes o te callas con mi dinero o te callas con mis balas. En un estado de violencia sin fin, generalizada y con una desprotección severa, el oficio de informar en medio de una guerra cruenta distinta a cualquier otra, se tiene que reinventar a sí mismo para subsistir, y nunca mejor usado el término, ya que se trata de salvar sus vidas.

En ese contexto varios cambios se han ido viendo en los últimos tiempos en el periodismo focalizado en la guerra narco.

Michael O’Connor ha pasado los dos últimos años registrando cómo estos desarrollos han engendrado ataques contra los periodistas y silenciado la prensa, especialmente en el norte de México. O’Connor es un investigador del Comité para la Protección de los Periodistas, con sede en Nueva York. Su grupo informó que un periodista había sido asesinado en su trabajo entre enero y septiembre del 2010, aunque los motivos del asesinato de otros siete todavía no habían sido establecidos.
Figuras del crimen organizado “tienen control efectivo sobre grandes partes del territorio”, dijo O’Connor. “Una de las primeras cosas que hacen cuando se mueven a un territorio es controlar la prensa local. Puede no ser la primera cosa que hagan, pero está en su lista de lo que hay que hacer”.
“Cuando entran a una ciudad, cambian la estructura del poder local: el alcalde, la policía, el comandante local del ejército. No desean que la prensa informe sobre eso. Esa es una gran historia. Cuando su alcalde está siendo corrompido por alguien, esa es una gran historia”, agrega O’Connor.
Como resultado, dijo O’Connor, “algunos reporteros reciben pagos”. Los traficantes de droga “amenazan a aquellos que no los reciben. Si nada más funciona, los matan”.
Quizás ninguna otra ciudad en México ha sufrido tanto como Ciudad Juárez, al otro lado de la frontera de El Paso. (Del libro Cobertura del narcotráfico y el crimen organizado en Latinoamérica y el caribe)

“Uno de los grandes problemas es
que los medios se convierten en una especie de portador de la narrativa oficial. Cubrimos la guerra contra las drogas, y no cubrimos el rico debate académico y público sobre las drogas y sobre la políticas relacionadas con las drogas. Los medios deberían tener una narrativa más independiente. Eso no significa no utilizar las fuentes oficiales. Son importantes. Pero deberíamos desarrollar otras fuentes, y no limitar la historia de los medios a las versiones oficiales de la así llamada “guerra contra las drogas” o “guerra contra los narcos” en México, que consiste principalmente un asesinato tras otro, captura de capos e incautaciones de toneladas de drogas o millones de dólares”, dijo Álvaro Sierra, un colombiano que enseña en la Universidad de la Paz en Costa Rica.

En tamaño contexto, la prensa se está adaptando para sobrevivir. La Asociación Interamericana de Prensa (SIP) está realizando talleres para periodistas en América Latina donde les enseña cómo trabajar con más seguridad en áreas de conflicto. La fuente más leída de hoy en día sobre el asunto narco es un blog. Se trata de un sitio (blog narco) que publica información sobre los narcotraficantes,  fotos de sus familias, informa de sus planes y muestra videos estremecedores de ejecuciones. Es elogiado por servir de fuente de información sin censura y gratuita y criticado por no tener filtro, por recibir información de cualquier lado, anónima y sin chequear. La identidad del editor es desconocida, es que tal vez ese sea su “Estado protector”.

Más allá de todo, Blogdelnarco tiene más lectores que ‘Reforma’ y ‘El Norte’ en Monterrey y el principal periódico en Torreón.

Otras herramientas online están llegando a estar cada vez más disponibles para los reporteros. Una de las más s es Cosecha Roja, patrocinada por Open Society Foundations y la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. http://cosecharoja.fnpi.org/
Publicado en español, el nuevo sitio web está orientado a suministrar un lugar ‘todo en uno’ que agrega noticias sobre la violencia en América Latina y da a los periodistas la oportunidad de intercambiar información, publicar artículos y debatir ideas. El sitio es del argentino Cristian Alarcón, quien dice “estamos buscando nuevas formas de cubrir la violencia”.

Un segundo sitio es Investigative Dashboard, que suministra “herramientas para reporteros internacionales que siguen el dinero”. Es la invención de Paul Radu, un periodista rumano que perfeccionó su proyecto como becario Knight en la Universidad de Stanford.

Steve Dudley, quien previamente trabajó en Colombia para el Miami Herald, ha creado otro sitio que presentará información detallada en inglés y español. Llamado InSight, tiene un pequeño equipo de investigadores que monitorearán, analizarán e investigarán el fenómeno del crimen organizado a través de América Latina. Las organizaciones financiadoras son: The Open Society Institute, la fundación Ideas para la Paz (con sede en Bogotá) y la American University en Washington, D.C. http://www.InSightCrime.org

En  ciudad donde el 97 por ciento de los crímenes quedan impunes, el cuarto poder se muda a “edificios” sin sitio, o blogs sin dueños. En agosto de 2010 1.000 periodistas marcharon en México bajo el lema “Ni uno más”.

Fuente del texto: Libro Cobertura del narcotráfico y el crimen organizado en Latinoamérica y el caribe
Fuente de la viñeta: JRMora